El pasado jueves tuve la fortuna de poder participar en un programa muy especial de El nanoscopio (@Elnanoscopio). El nanoscopio es un programa de radio digital en Radio3w dedicado a la Ciencia en el que se habla mucho de Química. Dirigido por Luis Moreno y con un equipo de lujo formado por Bernardo Herradón (@QuimicaSociedad) y Fernando Gomollón (@gomobel), permite abrir una ventana al nanomundo orientada a un público muy amplio.


Pero el programa del otro día era un poco diferente. Luis quiso que fuera un homenaje a Bernardo por su cumpleaños. Para ello contó con la participación de amigos de Bernardo que iban entrando en antena y hablando y comentando diferentes aspectos, que alrededor de la Química, están presentes en la vida de Bernardo. Simplemente por eso, fue un lujo especial poder participar. Además de Bernardo y Fernando también participaron Daniel Torregrosa (@DaniEPAP), Javier García (@javiergarciamar) y Sergio Menargues (@aigorkimika). ¡Grandes!

Yo hablé con Bernardo de política científica y de la manera en que esa política está íntimamente unida a la divulgación. Los científicos debemos exigir una financiación adecuada de la Ciencia y como contrapartida debemos generar conocimiento, básico y/o aplicado de calidad. Pero quien verdaderamente debe y puede demandar ese trato para la Ciencia es la sociedad. Y para ello, como para otras muchas cosas, necesitamos una sociedad informada científicamente, una sociedad que aprecie la Ciencia, lo fácil (sus aplicaciones inmediatas) y lo más complicado, la Ciencia básica. Divulgar en todos los frentes es obligatorio. Y Bernardo lo hace por tierra, mar y aire. En la radio, en la televisión, en la prensa, en las redes sociales... Es un todoterreno de la divulgación de la Química. 

Además esta divulgación es imprescindible para poder atraer a los mejores jóvenes hacia las carreras científicas y hacia la Química en concreto. Sólo así los grupos de investigación podrán regenerarse con jóvenes entusiastas y comprometidos con su trabajo. Sólo así los grupos de investigación podrán seguir desarrollando su trabajo con esperanza de futuro. No es baladí el fin que se persigue. Por eso es necesario e imprescindible el trabajo de Bernardo, por eso, y haciendo un guiño al nombre del Blog, el título del post de hoy, Más Bernardo, por favor.

Tampoco quiero dejar de escapar la oportunidad de felicitar a Luis por la iniciativa, ¡el chico electrón no para! Y a Fernando por implicarse de forma tan activa en el programa. Jóvenes como Luis y como Fernando son piezas imprescindibles para dar un lavado de imagen a la Química y acercarla al público más joven. El entusiasmo que desbordan los dos es contagioso y espero que se extienda a estudiantes, profesores de primaria, de secundaria y de universidad. ¡Un poco, sólo un poco, sería suficiente!

Os dejo un enlace al programa. Luis publicará también un post con motivo del programa y actualizaré el mío con un enlace al Cuaderno de Calpurnia Tate.



Ah! Felicidades Bernardo!!