Las enseñanzas de doctorado han sufrido recientemente un importante cambio con la entrada en vigor del nuevo Real Decreto (RD99/2011). Esta normativa ha supuesto cambios fundamentales en la regulación del máximo nivel académico. 


Ahora existen plazos máximos para la defensa de la tesis, una evaluación anual del Plan de Investigación, un documento de actividades del doctorando, actividades formativas...


Todo ello vuelve a dar una vuelta de tuerca sobre la excesiva burocratización académica y científica, pero también abre las puertas a entender la Tesis, no solo como un trabajo original de investigación, si no también como una formación global en el método científico y de generación de conocimiento. Esta formación debería de ser clave en el anhelado (casi mitológico) cambio de modelo productivo del país. Debemos aprovechar esto último para poner en valor el papel del doctor, muy valorado en el resto de Europa y escasamente en España.

Conferencia de Directores de Escuelas de Doctorado

Para abordar estos cambios la Escuela de Máster y Doctorado de la Universidad de La Rioja lleva unos años realizando un curso de formación impartido por la profesora Myriam Zarazaga y que en este curso hemos desarrollado entre ella y el que escribe estas líneas. Os dejo con la presentación del curso.