El Centro de Investigación en Síntesis Química (CISQ) de la Universidad de La Rioja (http://cisq.unirioja.es/) ha realizado su IV Jornada de Química. En uno de mis primeros post expliqué qué es el CISQ, en qué investigan sus grupos y por qué es un centro extremadamente importante dentro de la I+D+i de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
Tras la Jornada me quedan dos sensaciones contrapuestas que creo se extienden entre la mayoría de los miembros de este Centro de la Universidad de La Rioja. Por un lado la Jornada científica la podemos catalogar de excelente. Por otra parte, creo que nadie, salvo nosotros, ve la relevancia de este Centro en La Rioja, de sus investigaciones, de su capacidad de formación…
En el anterior post di bastantes datos sobre la importancia del CISQ. Hoy me quedo con uno que ha sido facilitado por Pedro Campos (director del Centro) en la inauguración de la Jornada. Las tesis doctorales defendidas dentro del CISQ suponen el 20% de las tesis doctorales del toda la Universidad de La Rioja, o sea, de toda La Rioja. ¿Importante, no? Es algo en lo que tenemos que hacer énfasis y que los políticos y los medios de comunicación de nuestra comunidad deberían de valorar, deberían de poner en valor.
Materiales alternativos al grafeno, nanotecnología, motores moleculares, biocombustibles y energías alternativas, vacunas contra el cáncer, nuevos compuestos organometálicos con interesantes propiedades… Estoy convencido, estoy seguro, que si estas conferencias hubieran estado enmarcadas, organizadas, patrocinadas por otras instituciones, organismos o sectores de la región, el impacto mediático hubiera sido mucho más importante.
Dos investigadores de prestigio, impartieron sendas conferencias de dos horas, fáciles de entender, necesarias de conocer. La conferencia “De los biocombustibles a la biorrefinería. Hacia una sociedad sin petróleo” tuvo contenidos que la mayoría de nuestros políticos tendría que conocer, por los que la mayoría de nuestros periodistas deberían tener curiosidad. Este país no tiene una política energética y eso nos lastra. No al fracking, no a la nuclear, no a la térmica, sin subvenciones a las renovables, sin petróleo… pero queremos una energía barata. Hay alternativas, pero están en la investigación por la que tampoco apostamos.
Cuatro investigadores jóvenes mostraron el potencial del Centro. Julián Crespo, Nuria Martínez, Santiago Ruíz y David Martínez lucieron buen trabajo, Química de alto nivel y cada vez más interdisciplinaridad. Química, Física, Materiales, Bioquímica, Medicina se mezclan en trabajos que van saliendo a delante contra viento y marea y quedando reflejados en las mejores revistas internacionales. Un aplauso por ellos; no lo tienen fácil pero siguen empujado y aprendiendo.
Un ejemplo de lo conseguido. Hace menos de un mes un antiguo miembro del Centro, doctor por la Universidad de La Rioja, Gonzalo Jiménez Osés estuvo nominado como mejor investigador postdoctoral de una “pequeña” Universidad de un país con “poca tradición” investigadora, la Universidad de California en Los Ángeles. No obtuvo el premio, pero estar nominado entre investigadores procedentes de todo el mundo y todas las disciplinas de esa Universidad es un mérito incuestionable. Hablaré de ello en algún otro post.
Os dejo con una foto de familia de los componentes del CISQ. ¡Un centro por el que merece la pena apostar y que sin duda tiene su mayor valor en el capital humano! Creemos en ello y seguiremos trabajando.

Foto de familia de los miembros del CISQ